No sufras, otros lo harán por ti.

NO SUFRAS, OTROS LO HARÁN POR TÍ

Más rápido, intensidad y rapidez. Eficacia y eficiencia. Impacto y resultados. La felicidad a la vuelta de la esquina, en un solo clic, en el último libro de un vendedor de sueños de humo líquido .Cambia tu vida desde la pantalla de tu PC.  Sana tu vida desde el sofá de tu casa. Busca explora, descubre que una vida plena se pude adquirir en cómodos plazos, un producto al alcance de los bolsillos más modestos,  en cualquier estantería de cualquier supermercado, no muy lejos de las bebidas frías o las ropas calientes. No sufras más. El dolor  es inevitable, el sufrimiento una  elección. Es una opción dicen, decía Buda.

El dolor no solo es inevitable sino que resulta necesario como contrapeso para tanto azúcar. Toma de contacto entre los sueños y la realidad. Pero hoy, ahora, humanos que todo asfaltamos y todo conectamos, pretendemos también amaestrar el dolor y su significado. Enlatar el sufrimiento y domesticar sus matices en  laboratorios y consultas. Cosificar las  heridas del alma. Envasar al vacío nuestra sed de esperanza. Informativos y especiales para llorar las penas de otros clamando venganza entre bocado y bocado, entre muertes y ahogados. Funerales y entierros de pantalla gigante y cervecita con patatas bravas. Si no te llega una, tómate tres.

Dosis Legal, anestesia global. No importa el formato, no importa  el envase.  No sufras. Otros los harán por

Escúchate… la vida no es más que un juego de  contrastes  en la que el dolor se convierte en un compañero inevitable con el que tenemos que conversar para comprender la diferencia entre lo necesario, lo importante y lo imprescindible en nuestras vidas.

  Un viaje de ida y vuelta, entre lo aprendido y lo olvidado, entre la sequías y las lluvias. Entre la  luz y las sombras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *