manifiesto tactocontacto

 

No te  empujaré a  hacer algo que no quieras, porque sé que te acabaré  tirando.

No  te obligaré a construir aquello para lo que todavía no sientas la necesidad. Respetaré tus tiempos. Si algún día necesitas de mí,  te prestaré  mis manos y mi tiempo.

No hablaré por ti, porque estoy seguro de que sabrás encontrar las palabras adecuadas para hacerte entender y explicar lo que te pasa.

Yo no cuidaré de ti, te acompañaré en el camino si así lo deseas, porque confío en que tú te sabrás cuidar.

Yo no caminaré por ti, porque tengo la seguridad  que tus piernas son fuertes y te llevaran lejos.

Tampoco pensaré por ti porqué sé que eres libre para hacerlo

No me pondré en tu lugar, porque he aprendido que las personas necesitan su espacio.

Yo no soñaré por ti porque entonces no serán tus sueños si no los míos.

No reiré por ti, porque entiendo que la felicidad es cosa de uno.

Como tampoco lloraré por ti, porque necesitarás de la tristeza para descubrir y valorar lo verdaderamente importante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *