Dejar de beber no es complicado si se sabe cómo.

Dejar de beber no es complicado si se sabe PARA QUÉ y CÓMO. Como en la mayoría de los cambios que no proponemos en esta vida hace falta un buen motivo, un PARA QUÉ,  (MOTIVACIÓN), determinación, es decir, un PORQUÉ que nos mantenga en el camino correcto (CONSTANCIA),  un arsenal de herramientas  bien definido, esto es, un CÓMO lo voy a hacer (ESTRATEGIAS), y por supuesto apoyo externo  (familia, amigos y profesionales).

Y dejar de consumir alcohol (u otras drogas) es un gran cambio. Un proyecto personal que va a exigir lo mejor de ti misma por lo que es necesario tener una buen plan.

  • Empieza por marcarte un DÍA concreto. Estás harta, cansada, aburrida de la vida que llevas, de como el alcohol te está destrozando la vida. Ha llegado el momento, hoy es el día para volver a ser la que siempre fuiste.
  • Haz una lista de PARA QUÉ vas a dejar de beber. Una buena lista de motivos que te dirijan a tu objetivo. Como quieres estar a nivel físico, emocional, familiar, laboral, económico una vez alcanzado tu objetivo.  Con quién y dónde te gustaría estar. Qué estarías haciendo,etc. Céntrate en lo positivo, en las ventajas de dejar de beber
  • Haz también una lista de PORQUÉ quieres dejar de beber. Analiza con calma las consecuencias negativas de seguir bebiendo. Piensa en quien te estás convirtiendo si sigues por ese camino.

Dejar de beber no es complicado

  • Y AHORA,  manos a la obra. CÓMO lo vas a hacer:
    • Disminuye la DISPONIBILIDAD .Haz de tu casa un ESPACIO LIBRE DE ALCOHOL. Deshazte de todo el alcohol que tengas en casa. Evitarás tentaciones inoportunas.
    • Disminuye la ACCESIBILIDAD. Comunícale a  tu familia y a tus mejores amigos tu decisión de dejar de beber. Crea un perímetro de seguridad.
    • Busca apoyo y asesoramiento profesional.
    • Adquiere hábitos de vida saludables: pasar más tiempo en familia, ejercicio físico, viajar, lectura, cine,amistades, yoga, meditación, talleres,  etc
    • Acude a grupos de ayuda donde compartirás experiencias y sentirás que no estás sólo. Acompañamiento emocional y pertenencia.
    • Planifica  actividades en las que el alcohol no suponga un peligro.
    • Saber que hacer en caso de que te entren ganas de beber (el famoso y temido CRAVING). Es decir, tener unas pautas y estrategias que utilizar en caso de que te encuentres en una situación de riesgo y tengas tentaciones de consumir.

Así que ya sabes, dejar de beber no es  tan complicado como crees…Motivación, determinación y estrategias¡¡. Y si necesitas algo más, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *